Optimización de la liquidez

Obtener beneficios es importante. Optimizar el flujo de caja es necesario

En TACTIO proveemos medios, procedimientos y gestiones inmediatas para mejorar los recursos líquidos de sus clientes. Si obtener beneficios es importante, generar un buen flujo de caja lo es más. Sobre todo, para gestiones basadas en el corto plazo, como es el caso de la mayoría de las pymes.

Para muchos directivos, su incapacidad para controlar los flujos de liquidez es uno de sus mayores problemas. Incluso suele ser el elemento más importante para la supervivencia de muchas empresas.

El objetivo de una buena gestión de la liquidez es la de maximizar los flujos de caja de la empresa. En TACTIO implementamos los procedimientos que permiten anticipar y controlar las fuentes y empleos de efectivo. Desarrollamos los medios que permiten presupuestar y comprender los factores que optimizan la gestión de la liquidez de la empresa.

Nuestros proyectos para la optimización de los flujos de liquidez se convierten en una herramienta clave para la dirección financiera ya que favorecen su integración dinámica con el control de gestión. Esto se debe a que las posiciones de liquidez a corto deben ser leídas desde el conocimiento y seguimiento estricto de la explotación de la actividad corriente.

Inventarios a corto plazo, cuentas a cobrar, cuentas a pagar, posiciones bancarias futuras… convergen en un modelo de gestión que los consultores de TACTIO implementan e instruyen para que la liquidez deje de ser un factor crítico del negocio.

En muchas ocasiones, la necesidad de un proyecto de esta naturaleza viene determinada por la urgencia en mejorar inmediatamente las posiciones financieras de la empresa.  

Esta situación implicará una actuación de choque, destinada a frenar las consecuencias negativas para el futuro inmediato de la actividad. Una vez estabilizada la situación, es necesario gestionar bajo la nueva cultura y procedimientos implementados en la empresa.

 

Otros proyectos relacionados: 

  •  Puntos de control
  •  Análisis del valor
  •  Valoración dinámica de existencias
  •  Valoración de trabajos en curso
  •  Análisis de la rentabilidad por familias
  •  Control de los costes
  •  Control presupuestario
  •  Cuadros de mando sectoriales
  •  Control de los flujos de caja
  •  Optimización de la liquidez