Nueva realidad, mismos valores

Los socios-directores de la empresa; Teresa Viejo, Xavier Marcet y Pau Solanilla; los emotivos agradecimientos de las diez empleadas y empleados reconocidos por sus logros y valores; el divertido “TACTIO DATES” a cargo del equipo de COACH AND PLAY… Todo ocurrió el pasado viernes, 12 de marzo, en el marco de la VIII Convención de TACTIO, que contó con la asistencia y participación del más de centenar de profesionales de la compañía.

Aunque debido a las circunstancias se tuvo que celebrar virtualmente, se trató de un encuentro muy ágil y que nos mantuvo conectados durante casi cuatro horas. Bajo la batuta de Xavi Díaz e Irene Cruz, y con el apoyo de Dinamización de Danel Alberdi, todo comenzó con los discursos de los socios-directores de TACTIO, Mario Monrós y Joaquín Bertrán.

Ambos pusieron en valor el compromiso de las personas que forman parte de TACTIO desde el día cero de la pandemia: “no tuvimos que dar explicaciones, todos fuisteis conscientes de la situación y no pedisteis nada a cambio de vuestro compromiso”, afirmó Monrós, que también puso en valor la apuesta por “mantener todo el potencial de TACTIO” a la salida de esta crisis. Finalmente, apeló a seguir superando límites, aprendiendo y anteponiendo el interés general al interés particular.

Bertrán, por su parte, habló de la parte más personal de quienes lideran una organización: “Ha sido un año de aguantar, sacrificándonos personal y colectivamente. Por eso, lo que más nos satisface es que en esta convención estamos prácticamente los mismos que estuvimos hace un año en Málaga. Como podéis imaginar – siguió Bertrán – Mario y yo he barajado muchas ideas en este año. Pero la primera idea que tuvimos, es la que estamos ejecutando: mantener TACTIO, apostar por su gente, por todos vosotros y vosotras”.

La primera idea que tuvimos, es la que estamos ejecutando: mantener TACTIO, apostar por su gente, por todos vosotros y vosotras”.

 

Tras un vídeo realizado por el equipo directivo de TACTIO, llegó el saludo de Pau Solanilla. El autor del libro “Resilientes” – libro que se regaló a todos los miembros de TACTIO – intervino durante apenas cinco minutos para aportar claves que nos permitirán “salir más fuertes en un futuro que no está escrito”. Solanilla apostó por un “Green Deal organizacional, en el que las empresas tendrán un propósito compartido” con los colaboradores, clientes y proveedores, en el que no valdrá solo con competir bien sino que habrá que colaborar, y en el que “seguirán surgiendo nuevas miradas en las fórmulas de gestión del talento distribuido y de liderazgo”.

 

Tras la intervención de Solanilla, llegó el momento de los reconocimientos. Tal y como ocurrió en 2019, Raquel García obtuvo el reconocimiento a mejores resultados de Marketing Relacional, y Pedro García, nuestro delegado en Las Palmas, a los mejores resultados en Delegaciones y Cuentas Cliente. El reconocimiento al mejor binomio se lo llevaron Elsa Martínez  y el delegado de Bizkaia, Jon Etxabarren. Y el reconocimiento al mejor “performance” en el departamento de Análisis fue para Emilio Escobedo, quien también recogió uno de los cinco reconocimientos a los Valores TACTIO. Junto a Emilio, recogieron este reconocimiento Raúl López, Xavi Díaz, Laura Merchante y Rosa Martí. Todas ellas y todos ellos quisieron compartir el reconocimiento con sus allegados y compañeros de trabajo, al tiempo que pusieron de relevancia el trabajo de la Comisión de Valores de TACTIO, que seguirá sus trabajos a lo largo de este año.

 

Tras una pausa, comenzó un interesante diálogo entre los dos últimos ponentes que tuvimos en las dos últimas convenciones: Teresa Viejo y Xavier Marcet. «¿En esta nueva realidad sirven los mismos valores?» – preguntó Danel Alberdi. «Sí, pero con énfasis”, respondió Marcet. “Los valores son los valores. Si respetas a la gente, respetas a la gente. Si tienes empatía, tienes empatía. Antes y después de la pandemia”.

Teresa Viejo comenzó su intervención resaltando que ha sido año de profundo aprendizaje para todos. “Mi principal aprendizaje ha sido algo que yo repetía pero que he comprobado que no me lo creía del todo: si persigues certidumbre tienes que admitir que siempre vas a llegar tarde. Cuanto antes aprendamos que vivir es gestionar la incertidumbre, mejor vamos a fluir en este mundo líquido que nos ha tocado”.

 

Ambos hablaron de agilidad, de adaptación, de gestión del talento, de las diferencias entre formación y aprendizaje y, por supuesto, de liderazgo. Para Marcet, “lo más importante de un líder es que crezca haciendo crecer a los demás”. Para Viejo “el nuevo modelo de liderazgo se basa en las habilidades humanas desordenadas y, especialmente, en el mantenimiento de la imaginación despierta, en la curiosidad”. El diálogo terminó con la respuesta a las preguntas y reflexiones lanzadas por los componentes de TACTIO.

Finalmente, se celebró «TACTIO DATES» . Un espacio de interacción y retos dinamizado por la empresa COACH AND PLAY, en la que pasamos un rato divertido jugando y conociéndonos un poco más.