Liderar para conectar. Conectar para liderar

15oct 2020

En tiempos prepandémicos el liderazgo ya generaba debates más o menos polémicos internos en las empresas y en las organizaciones pero sobre todo lleva tiempo protagonizado foros y espacios de debate. Sin embargo, ahora más que nunca, en pleno ojo del huracán de esta crisis donde hay más de un ojo y varios huracanes el análisis de los líderes y del tipo de liderazgo es crucial para la buena salud de las instituciones, empresas e incluso grupos de personas.  

De eso, precisamente, es de lo que versó el webinar Resiliencia y Nuevos Liderazgos  organizado por TACTIO y Governance & Play que tuvo lugar el pasado 15 de octubre y al que asistieron más de 70 personas. Participaron, por un lado, Pau Solanilla, Experto en reputación y marca, autor del libro “Resilientes. Liderazgo, Seguridad y Sostenibilidad en tiempos de incertidumbre”.  Y por otro lado, Anna Flores, Experta en PNL, autora del libro “Comunicación desde la PNL”

 

El primer bloque iba dirigido hacia la definición del liderazgo y sobre las cualidades que describen a un buen líder. Al respecto, Pau Solanilla subrayó que la libertad es una característica fundamental para ejercer un buen liderazgo porque «un líder que condiciona, que coarta la libertad es un líder de otro tiempo».  Por su parte, Anna Flores explica que «lo básico es tener en cuenta la implicación y la toma de decisiones que repercute en el equipo que lidera la persona».

En este sentido, existe una dicotomía según los ponentes entre esas personas que ejercen un liderazgo en la sombra pero que no están al frente de sus organizaciones. Flores apunta que «hay gente que tiene un tipo de liderazgo obsoleto y en cambio ostenta el poder. En cambio hay líderes naturales que pueden generar mejor clima y empatía pero no están en la cabeza de su grupo«.

Sobre los estilos de liderazgo Pau Solanilla explica que «si un líder debe visiblizar quién manda pierde su autoritas aunque no su poder, su potestas. Aquel que es capaz de construir un grupo en el que la gente hace lo que tiene que hacer sin necesidad de que se lo pidas», señala Solanilla.

Para cerrar este bloque Solanilla arguye que «hoy en día el liderazgo está más vinculado a la gestión emocional de las personas y tienes que aprender a gestionar personas de forma distribuida e invertir en la generación de confianza. Eso no tiene nada que ver con la jerarquía. El liderazgo tiene que ser liderar y conectar. Conectar para liderar».

A lo largo de la sesión participó también la audiencia al webinar en una serie de encuestas gestionadas por Danel Alberdi socio de Governance & Play. 

 

Precisamente, las preguntas del público dinamizaron más si cabe la sesión en torno a los estilos de liderazgo en las empresas. Una de las cuestiones que transmitió Danel Alberdi a los ponentes incidía en el estilo de liderazgo masculino o liderazgo femenino en el que el primero es más «testosterónico» y el segundo es más calmado y empático. Al respecto, Solanilla comenta que «ante un grupo de gallos se debería estilar un estilo de liderazgo más sutil, más femenino». Flores discrepa al respecto porque según ella, «el líder debe igualarse ante un grupo para evitar el enfrentamiento y el estilo de comportamiento debe ser similar». 

Para volver a ver la sesión de este webinar haz click aquí