Proyectos

El consultor de TACTIO: el impulso que necesita la empresa

El principal activo de TACTIO son sus consultores. Todos los días transmiten todos sus conocimientos, al tiempo que adquieren más experiencia en la implementación de proyectos estratégicos en pymes. No hay otro secreto en nuestro sector que disponer de profesionales facultados para actuar con solvencia ante los retos empresariales.

Todos los consultores de TACTIO reúnen los más exigentes requisitos de formación técnica y se reciclan continuamente a través de nuestros estrictos programas de formación.

Pero sin duda, su verdadero valor diferencial con respecto al personal de otras consultoras, son las aptitudes demostradas a lo largo de una sólida y exitosa carrera profesional. De lo contrario, no nos sirve. Esta es, quizás, la principal razón por la que nos valoran nuestros clientes.

Fijados los objetivos, nuestros consultores aportan las herramientas, las técnicas y las soluciones necesarias para cada caso en la implementación de proyectos. Dentro del proceso, lo más relevante de su aportación suele ser la consolidación de una nueva cultura y disciplina de gestión que queda instalada en la empresa del cliente.

La actuación de los consultores de TACTIO se caracteriza por la capacidad de potenciar la labor del equipo en cada empresa, con el que se trabaja a tiempo completo. Este impulso es algo que desea tanto el empresario, como el personal.

En este sentido, el consultor de TACTIO dedica la mayor parte de su trabajo a conseguir la identificación del personal con el objetivo fijado para la empresa y poner en valor la acción de sus directivos, así como de los medios y herramientas de trabajo para la implementación de los proyectos.

En cada actuación, TACTIO aporta:

  • Plena identificación con los intereses de nuestro cliente. Experiencia, seriedad y solvencia. En todo momento, sabremos de qué estamos hablando y con quién estamos tratando.
  • Objetivos claros y nítidos. Siempre decidiremos sobre elementos de juicio definidos en cuanto a la forma y el fondo de nuestra colaboración.
  • Justificación y verificación. Para poder constatar el progreso de los servicios en curso de prestación, se activan instrumentos de control para el empresario.
  • Responsabilización de todo el equipo de TACTIO. En todo momento existirá constancia de que la alta dirección de TACTIO está pendiente del servicio y vela por la consecución de los objetivos fijados.

Determinado un plan de acción, para ganar es esencial disponer de un equipo motivado, organizado y compenetrado. Es indispensable la implementación del proyecto en la empresa.

Para cualquier consulta, no dudes en contactarnos

Contáctanos