Tafame

TafamePasar de taller a Empresa

Tafame, la empresa creada por el navarro José María Alfaro Asín en 1990 y dedicada a la elaboración y transformación de chapa, ha experimentado un salto cualitativo, tanto en su área productiva como logística, gracias a la labor de la consultora TACTIO. La actuación le ha permitido consolidar su posición de liderazgo en el sector. El propietario y gerente, Javier Bajo Sevillano, y TACTIO han dado los pasos necesarios para que Tafame se adapte aún más al mercado, mejore su competitividad, sus márgenes de rentabilidad y, sobre todo, sus perspectivas de futuro.

 

Su primer buzo de trabajo lo estrenó José María Alfaro Asín con apenas 14 años en la herrería de Peralta (Navarra), que le había contratado como aprendiz. Desde aquel día que comenzó su vida laboral –que marcaría el rumbo de su trayectoria–, recuerda que el buzo estaba hecho a medida porque entonces “no los vendían tan pequeños”. En su memoria aún conserva la imagen del cajón de madera al que tenía que subirse para llegar al yunque.

Aquel niño que ayudaba a sus padres a mantener la economía familiar era José María Alfaro Asín, fundador de la firma Tafame S.A., dedicada a la elaboración y transformación de chapa. A sus 59 años de edad, hoy en día es un empresario hecho a sí mismo, con la determinación y la fuerza de la experiencia. Gracias a su esfuerzo y a la perseverancia de toda una vida, hoy da empleo a 110 familias: “Sé dónde quiero llegar y qué quiero ser”, asegura.

Lo que empezó como un simple taller, se ha convertido en una empresa referente en su sector. Y no sólo eso. El equipo gestor ha conseguido fraguar una simbiosis armónica entre innovación continua, flexibilidad, una clara orientación tecnológica para aumentar la calidad del producto final y precios muy competitivos.

La idea de que una consultora externa ayudara a la compañía partió de Javier Bajo: “Tafame es José María Alfaro. Esto es positivo, porque existe una gran agilidad en la toma de decisiones, pero un golpe de realidad y salir de nuestra zona de confort es necesario para mejorar”. La elección de TACTIO por parte de Tafame no fue casual. Javier Bajo explica que descartaron otras opciones porque no cumplían con sus expectativas: “Buscábamos una consultora con experiencia, bagaje y, sobre todo, con una visión global. Queríamos que nos ayudaran profesionales con un currículum de dilatada experiencia. Está siendo una experiencia muy buena”.

Creo que todas las compañías deberían someterse en algún momento a una consultora

En el equipo directivo se han cortado las cadenas y los prejuicios que teníamos por cambiar