Ramón García

Ramón GarcíaImpacto Internacional

La historia y la trayectoria del Grupo Ramón García son de esas de manual de empresa familiar. En 1975, tras regresar a Galicia después de unos años emigrado, Ramón García creó una pequeña carpintería en el anexo de la casa familiar. Gracias a su empeño profesional, sus instalaciones se fueron ampliando hasta llegar al momento actual. Hoy la empresa, bajo la dirección de sus hijos Manuel y Sabino, cuenta con una factoría en Mesía (A Coruña), otra en México y un centro logístico en Ordes (A Coruña), que dan empleo a 330 trabajadores. Ha sido precisamente este notable crecimiento el que ha llevado a la empresa a solicitar los servicios de TACTIO para adaptarse a su nueva realidad y optimizar su gestión.

Ramón García Francos podía haber sido un carpintero emigrante retornado más, como tantos y tantos hay en Galicia. Pero su destino cambió un buen día en A Coruña, a principios de los años 80. Más allá de la anécdota y de posibles moralejas, conviene conocer y situar los antecedentes de esta empresa. Porque responden a la perfección a lo que dicta el manual en cuanto a desarrollo, implantación y progresión de una firma local y familiar, hoy convertida en un consolidado grupo internacional. Tras pasar unos años como responsable de una carpintería en París, Ramón García decidió en 1975 regresar con su mujer a su Galicia natal. En el anexo a la casa familiar en la pequeña aldea coruñesa de Mesía habilitó un pequeño taller de carpintería. Apenas 90 metros cuadrados. Y comenzó a hacer pequeños trabajos y reformas.

Los responsables del grupo Ramón García valoran muy positivamente la notable mejoría en la gestión que ha supuesto tanto el análisis realizado por TACTIO, como las medidas adoptadas. Manuel García reconoce que estaba convencido de estar realizando una gestión medianamente buena. Sin embargo, al aplicar mediciones de procesos quedó claro que había margen de mejora. Para Sabino García, la fuerza y la potencia de la firma requería un cuadro de mandos que les permitiera mantener el control.

Recurrimos a la consultoría de TACTIO porque nos dimos cuenta de que la potencia sin control no sirve de nada

La empresa ha fabricado e instalado los muebles de más de 2.000 tiendas de moda en todo el mundo