Embalajes Goñi

Embalajes GoñiProfesionalizar la gestión

Cuando Julián Goñi Úriz tomó la decisión en el año 1961 de crear su propia empresa dedicada a los embalajes, quizás no imaginó que justo medio siglo después, en 2011, sería uno de sus nietos, Julián Goñi Martínez, quien llevaría las riendas de una firma rentable capaz de generar unas ventas superiores a los 3,5 millones de euros anuales, y que emplearía a 22 trabajadores.

 

Aquella primera fábrica fundada por aquel experimentado carpintero que había trabajado durante años en Mocholí, una empresa dedicada a fabricar mobiliario y que acabó cerrando por problemas económicos, poco o nada tenía que ver con las dos sedes con las que cuenta en la actualidad Julián Goñi e Hijos en la Comunidad foral. Entre ambas, ubicadas en Noáin (valle de Elortz), suman 12.000 metros cuadrados divididos en 7.000 metros cuadrados del polígono industrial Mocholí, y otros 5.000 en Imárcoain.

Del espíritu de aquel emprendedor que se dedicaba a transformar de una manera completamente manual la madera de los troncos en palés, queda la vocación por servir al cliente y la satisfacción por el trabajo bien hecho. “Hoy en día Julián Goñi e Hijos es una empresa familiar de tercera generación que ofrece a sus clientes tanto la experiencia de más de medio siglo como la flexibilidad para cumplir con sus requerimientos”, señala su gerente, Julián Goñi.

Entre el nacimiento de la empresa, su consolidación y el actual desarrollo que experimenta, esta firma navarra ha vivido varios hitos que han marcado su devenir. Julián Goñi Corbatón siguió con el espíritu y el camino que su padre, el fundador de la compañía, le marcó. Hasta 2011. En este año dio el relevo al actual gerente. “Ha sido un relevo formal. Junto con mi padre, que aún sigue en la empresa, la administradora fue su hermana, Teresa. La decisión de entrar en la firma familiar la tomé al terminar la carrera. Aportar mi conocimiento era algo que me ilusionaba”, relata Julián Goñi, el actual gerente.

En abril de 2013 TACTIO comenzó a ayudar en la gestión de esta empresa: “TACTIO aportó una gestión profesional y ha asegurado la continuidad de esta empresa familiar de la que dependemos un buen número de personas. No sé lo que es tener un mes de vacaciones seguidas. Siempre te vas con el trabajo a casa, y con responsabilidad de saber que de tus decisiones dependen un buen número de personas, y buena parte, familiares tuyos”.

TACTIO ha marcado y clarificado protocolos de funcionamiento en cuestiones básicas del día a día

Hoy en día es imposible saber de todos los temas. Es necesario recibir una visión externa de alguien cualificado para poder avanzar