Ameztoi Anaiak

Ameztoi AnaiakVolviendo a nacer

Ameztoi Anaiak está volviendo a nacer. La puesta en marcha de una nueva y moderna cocina supuso el paso “de una lancha a un buque” y “a otro tipo de gestión”. Los cuatro hermanos Ameztoi se han dado cuenta de que ahora, por fin, tienen las riendas de la empresa gracias a la labor de TACTIO, la cual “ha puesto orden para que todos los esfuerzos empresariales se dirijan hacia el cliente”. Disfrutan cocinando y les mueve sacar adelante el proyecto: aportar al mercado una comida que se pueda hacer rápidamente y con calidad.

 

Un centenar de propuestas salen de su cocina. Sus productos se distribuyen prácticamente por toda España y venden también en Hong Kong, Holanda, Bélgica, Suecia y Francia. Así, desde Burdeos, empezaron a sondear el mercado francés en 2014. Sus distribuidores llegan a la hostelería y a las tiendas gourmet y delicatesen, al tiempo que trabajan ya en nuevos nichos.

Nuevas ideas en las que trabajar no faltan, con la intención de que se hagan realidad en un futuro próximo. Los hermanos Ameztoi hablan con orgullo de sus nuevas propuestas gastronómicas, como “la línea de cremas de verduras, que es, sin duda, el primer producto redondo que ha salido al mercado, a un buen precio, con una imagen espectacular”. También han creado una propuesta adaptada para el sur que, tras su presentación en Córdoba, Granada y Sevilla, ha gustado y mucho. Se trata de una croqueta con jamón serrano, setas o cardo, a un precio que puede absorber el mercado, aunque en un formato diferente, de bolsas más grandes.

Hoy, Ameztoi Anaiak mantiene una cocina de identidad, basada en productos de máxima calidad para clientes exigentes que buscan un producto natural con todo su sabor y textura. “Ameztoi es una verdad en un mercado en el que hay mucha mentira”, reitera Igor, al tiempo que pone el ejemplo de la leche, que, en su caso, es de caserío: “Ésta es la única empresa en España que no se dedica a lácteo y que dispone de una central lechera dentro de sus instalaciones”.

TACTIO facilita la puesta en marcha de un organigrama real que permite que cada uno sepa lo que tiene que hacer, y esté a gusto

Los cuatro hermanos Ameztoi se han dado cuenta de que ahora, por fin, tienen las riendas de la empresa gracias a la labor de TACTIO