Valencia, meca europea para las pymes y los emprendedores

Las pequeñas empresas no son solo la columna vertebral económica de Europa, sino una parte vital de las economías locales. Profundizan en el corazón de las comunidades, construyen movilidad social, fomentan la competencia y crean vínculos entre las áreas rurales y urbanas.

Precisamente, en el sector PYME la Comunidad Valenciana se ha constituido como un polo transformador y potente. De hecho Valencia obtuvo la máxima nota (un 10), seguida por Madrid (también con nota sobresaliente: un 9,91), según la plataforma de pagos móviles SumUp ha publicado su Índice de Pequeños Negocios 2019 en Europa.

En toda Europa hay emprendedores cogiendo el toro por los cuernos y creando empresas listas para competir con veteranos establecidos. Sin embargo, algunos países y ciudades son más propicios para las pequeñas empresas que otros.

El Índice de Pequeños Negocios de SumUp revela las ciudades europeas que “ofrecen el mejor entorno para el emprendimiento”.  Se recoge en el estudio la situación de las pequeñas empresas en las ciudades más pobladas de Europa, incluidas las perspectivas del mercado inmobiliario y los incentivos y el apoyo de terceros.

 

 

De hecho, Madrid y Barcelona son los nombres que copan los titulares de la prensa salmón prácticamente a diario.  Sin embargo Valencia se perfila pues como un exitoso eje de la economía local y regional.

Las pymes tienen, con frecuencia, que adoptar estrategias agresivas para ganar clientes a los competidores de gran tamaño. Es la única manera de crecer. Retomemos por un momento el ejemplo de Mercadona. Por medio de una política de eficacia en la cadena de suministro, la empresa de Juan Roig pudo obtener una ventaja competitiva frente a sus grandes competidores consolidados. Solo así logró llegar a ser el gigante valenciano (y nacional) de la alimentación. Por lo tanto, una estrategia de optimización de recursos suele dar buenos resultados para aquellas pymes que la lleven a cabo con diligencia.

algunas pymes apuestan decididamente por la estrategia delbootstrapping, anglicismo utilizado en el mundo de los negocios para referirnos a lasestrategias empresariales basadas en la mayor optimización posible de los recursos disponibles para maximizar las posibilidades de supervivencia. Consiste básicamente en reducir el gasto al estrictamente necesario, centrarse en conseguir financiación por cauces no tradicionales y apostar decididamente por el marketing digital creativo.