Una apuesta por la seguridad laboral

La Junta ha aprobado la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2020, con una dotación de 59 millones de euros para hacer frente a la siniestralidad laboral.

El contenido del nuevo plan presta especial atención a la incidencia de los siniestros de tráfico o los debidos a patologías no traumáticas, como infartos o derrames cerebrales, y a aspectos como la atomización del tejido empresarial, con medidas prioritarias dirigidas a las pymes, que en la actualidad representan el 98% del tejido productivo andaluz.

La estrategia, con 57 líneas de actuación y cuatro grandes objetivos, se desarrollará a través de tres planes bienales. Según los últimos datos oficiales en el primer semestre de este año se ha incrementado en un 9 % la siniestralidad laboral en la Comunidad, con 53 accidentes mortales, 16 de ellos por patologías no traumáticas, como infartos, y 10 in itinere.