Un 25% de las pymes catalanas, afectadas por el fichaje obligatorio

Un 24,4 % de las pequeñas y medianas empresas de la comunidad autónoma han señalado que el registro obligatorio de la jornada laboral ha generado un aumento de la conflictividad en las empresas por discrepancias con sus empleados, según apunta el barómetro del segundo trimestre de 2019 elaborado por Pimec, la patronal de la pequeña y mediana empresa de Cataluña.

El 13,4 % ha afirmado que el registro ha conllevado mayores costes por horas extra; el 3,7 % que ha mejorado el absentismo; otro 3,7 % que ha supuesto la ampliación de jornada de contratos a tiempo parcial; un 2,4 % la eliminación de modelos como el tel

El 50 % de las pymes catalanas no han notado ningún efecto por el registro de la jornada laboral.

Las empresas están obligadas establecer este registro desde el pasado marzo por Decreto, pero la mitad de las pymes catalanas afirman no haber notado sus efectos porque ya aplicaban esta medida antes de la normativa, ha explicado Pimec en un comunicado.