Las empresas familiares de Euskadi y su relevo generacional

Según la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME) el porcentaje de compañías familiares en Euskadi es de 84,4% sobre el total de las empresas existentes y son una de las mayores fuentes de empleo dado que actualmente el 61,7% de empleados trabajan en compañías de esta índole. en este sentido, Uno de los puntos clave en la historia de toda empresa familiar es el relevo generacional.

Precisamente en un acto organizado recientemente por AEFAME, el empresario José Ramón Sanz dedicó una ponencia sobre los “Retos que debe afrontar toda familia empresaria para perdurar a lo largo de generaciones” porque organizar el relevo generacional, es la principal opción para aquellos empresarios que deciden dejar el timón, por encima de vender la empresa o delegar la gestión en un equipo externo. Según el Barómetro de la Empresa Familiar 2016 casi el 20% de los negocios familares planea traspasar la gestión, titularidad o el gobierno de la empresa a la siguiente generación, frente al 7% que planea venderla y el 5% que opta por contratar un gestor profesional

Es recomendable planificar la sucesión con la mayor anticipación posible, integrando a los futuros herederos en el día a día de la empresa. En un artículo de Lorenzo Garrido, Director de Consultoría de TACTIO, publicado en TACTIO MAGAZINE se especifican las 4 fases clave para el desarrollo del relevo generacional y la importancia de un protocolo familiar, es decir, “un documento complementario a derechos y estatutos, pero consecuente con la cultura empresarial y la tradición familiar”.