Las empresas catalanas del sector Biotech despuntan

Cataluña destaca en este escenario pues, aparte de acumular el 27,6% de las empresas biotecnológicas (Madrid tiene el 16,1% y Andalucía, el 12,3%), los centros de investigación catalanes participan en una cuarta parte de todos los ensayos clínicos que se realizan en España. En este campo, Cataluña enseña músculo: la comunidad aglutina el 27,6% de las cerca de 3.000 compañías que realizan actividades relacionadas con la biotecnología.

 

El sector de las empresas tecnológicas vinculadas a la investigación biomédica vive un momento dorado, de expansión “nunca visto”, asegura la patronal Asebio. En 2017, se llevaron a cabo operaciones financieras por valor de 113 millones de euros. El gasto interno de las impresas en I+D vinculado a este área el año pasado fue de 616 millones de euros, un 6,6% más que en 2016.

“El 2017 fue un éxito y en enero cerramos 10 operaciones financieras, unos volúmenes nunca vistos en este sector”, valoró  el director general de la patronal Asebio, Ion Arocena, durante la Conferencia Anual de Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica que esta semana se celebra en Barcelona. Entre las operaciones más potentes. este año está la inversión de 150 millones de euros por parte de la compañía Qiagen para comprar Stat Diagnóstica, una compañía fundada en Barcelona en 2010 y participada por la gestora española Ysios. La farmacéutica japonesa Takeda también ha invertido más de 500 millones para comprar TiGenix, una de las empresas más punteras en terapia celular.

Según el último informe de Asebio, el impacto en la economía de las empresas biotecnológicas (130.000 personas trabajan en el sector) fue del 0,8% del PIB. La cifra de negocio de las llamadas biotec fue de 8.180 millones de euros en 2015, último año del que se disponen cifras. Se trata de un crecimiento del 7,38%.