La exportación de Asturias despega

Los exportadores asturianos iniciaron el 2017 con las mayores ventas desde 2008. El negocio exterior registra el segundo mayor aumento del país (42%), con mejoras en casi todas las actividades industriales y ubicaciones.

Las exportaciones asturianas crecieron al inicio de 2017 a un fuerte ritmo (42%) y con cifras de ventas (667,5 millones de euros entre enero y febrero) que no se alcanzaban desde 2008, en los albores de la crisis económica.

Aunque una parte relevante de ese resultado obedece al tirón del negocio del cinc de Azsa, la mejora es generalizada en las principales ramas industriales y destinos geográficos. La región, al igual que el conjunto de España, parece estar sacando partido del repunte que se observa este año en el comercio mundial pese a las tensiones y amenazas proteccionistas.

Las cuentas que sobre Asturias divulgó ayer el Instituto de Comercio Exterior (Icex) sugieren que el número de empresas asturianas que realizaron alguna operación en el extranjero (759 en enero y febrero) se mantiene estable respecto a 2016, pero el volumen de negocio aumenta, presumiblemente porque lo hacen tanto los volúmenes de mercancía como los precios.

La variación de las ventas respecto al pasado año (42%) sitúa a la región como la segunda con un mayor crecimiento exportador (por detrás de Baleares) en un período también con registros sobresalientes para el conjunto del país: récord de ventas en el período enero-febrero (43.516 millones) y aumento interanual del 12,6%.