La cooperación entre empresas, una oportunidad en tiempo de crisis

Una apuesta por la cooperación empresarial y sobre todo por determinar puntos de encuentro es una estrategia que puede fortalecer a las organizaciones y les encamina en su objetivo de hacerlas más estables, más innovadoras, obtener mayor rentabilidad y, por encima de todo, diversificar riesgos. En este sentido, los empresarios de pequeñas y medianas empresas, uno de los ecosistemas más castigados por esta crisis, tiene ante sí una gran oportunidad para hacer crecer sus negocios estrechando lazos con otras empresas y creando proyectos en común en busca del beneficio mutuo.

Ventajas de la sinergia empresarial

Precisamente, el informe ‘10 tendencias post Covid-19’ de la firma de innovación digital Opinno explica que, de cara al futuro, las empresas cada vez deberán ser más colaborativas entre ellas para ser más fuertes ante los embates de las crisis: “Las empresas tendrán que aprender a colaborar y a trabajar en plataformas con startups, investigadores, universidades, instituciones académicas y filantrópicas, este ecosistema les permitirá adelantarse y protegerse ante futuras crisis”. De hecho, Tommaso Canonici, director general de Opinno explica que «las empresas que tendrán éxito en el largo plazo no serán solo las que mejor gestionen esta crisis, sino las que se sabrán adaptar mejor a la nueva normalidad».

En el reciente FORO FUTURO celebrado este mes de julio y organizado por Cinco Días con el respaldo de Grupo Santander, «se concluyó que la colaboración de empresas públicas y privadas será la clave de la recuperación, partiendo de las ayudas europeas». El profesor de Economía del IE Business School Fernando Fernández ha señalado la necesidad de establecer un régimen de colaboración a largo plazo para abordar inversiones relativas a un gran número de materias, como la educación, la sanidad o la investigación. Además de la estabilidad y la diversificación de riesgos, estos son algunas de las ventajas clásicas de la alianza entre empresas:

Se incrementa la innovación. Otra ventaja de la sinergia empresarial, tal y como indica un artículo de ESERP Business School, es el aumento de la productividad y de la innovación: «Contar con diferentes profesionales trabajando en la solución de un problema permite que cada cual aporte su visión, lo cual estimula una perspectiva de trabajo más amplia que fomenta la creatividad y la innovación».

Reduce costes y optimiza recursos. En la sinergia empresarial cada compañía aporta lo mejor de sí, de manera que ambas pueden acceder a servicios especializados sin tener que contratar recursos adicionales. Así se pueden reducir los costes en diferentes frentes, tanto en términos de diseño y fabricación como en marketing.

Aumenta la productividad. Una investigación realizada en la Universidad ICESI demostró que las empresas que trabajan en equipo son un 40 % más eficaces que aquellas que no lo hacen. La clave radica en que establecen canales de comunicación más directos y gestionan con mayor eficacia las tareas, por lo que obtienen mejores resultados en menos tiempo.

Abrir nuevos segmentos de mercados. Unir fuerzas con otras compañías que hayan conquistado un segmento de mercado interesante facilita el acceso a esa base de clientes fieles para ofrecerles un servicio o producto alternativo.

Ejemplos de cooperación empresarial

En un mundo cada vez más globalizado las ventajas de iniciar una alianza empresarial son progresivamente más evidentes y beneficiosas para todas las partes. La colaboración de grandes firmas con pymes tiene un recorrido que viene de lejos. Estos son algunos de los ejemplos paradigmáticos:

Starbucks

Parece ser que la famosa marca americana lleva más de 20 años asociándose con firmas algo más pequeñas para penetrar más profundamente en mercados de lo más variados. Así, por ejemplo, estableció un acuerdo con las librerías Barnes y Nobles, que instaló una cafetería en todas sus sucursales.

Mattel

Mattel es un ejemplo de cómo sacar partido a las alianzas con otras empresas. En 2013, para celebrar el primer aniversario del robot Curiosity, la compañía creadora de la emblemática Barbie se alió con la NASA para crear una versión de la muñeca inspirada en una astronauta: ‘Barbie exploradora de Marte’. Pero esa no ha sido su única estrategia de co-branding, ya que también ha colaborado con marcas como Puma o Tommy Hilfiger.

Telefónica

El acuerdo estratégico existente entre Telefónica y Microsoft es otra muestra de cómo dos compañías pueden sumar su experiencia de forma exitosa para sacar adelante un proyecto en común, en este caso fomentar la transformación del sector de las telecomunicaciones.

Formas y estructuras para la alianza empresarial

Estas son algunas de las principales estrategias, formas y estructuras organizativas de colaboración entre empresas.

Co-branding. Según explican en Llorente y Cuenca, “el co-branding tiene un impacto directo en el desarrollo del negocio mejorando la posición competitiva de las compañías, reforzando la diferenciación con respecto a la competencia. La firma de Comunicación Corporativa explica que Desde el punto de vista técnico debemos asumir que una convivencia entre marcas, más que una idea creativa con un contenido impactante, es un proceso. Desde el punto de vista cultural la gran pregunta es cómo establecer una red de confianza entre dos identidades culturales a menudo muy diferentes.

Joint Venture o empresa conjunta. Es una alianza estratégica en la que ambas empresas, sin perder su individualidad, se unen con el objetivo de lanzar un proyecto temporal en común. Este tipo de colaboración suele ser habitual cuando una empresa quiere acceder a un mercado extranjero. Lleva al nacimiento de otra empresa independiente para el desarrollo de una actividad, se configura con personalidad jurídica propia y realiza negocios por sí misma y en beneficio propio, aunque coordinada con los objetivos estratégicos de las empresas matrices.
Pueden clasificarse en función de diversos criterios.  En función de las aportaciones de los socios:

    • Equilibradas: si tienen la misma participación en el capital
    • Asimétricas: si alguno de ellos tiene una participación mayor

Fusión, Adquisición u Absorción:  Otra colaboración habitual en el mundo empresarial es la adquisición, es decir, la compra y toma de control del total o de parte del accionariado de una empresa por parte de otra compañía. La absorción, por otra parte, consiste en la integración del patrimonio y el capital de una empresa en otra más fuerte, mientras que la fusión se produce cuando dos empresas deciden extinguirse y unir sus capitales para constituir una compañía nueva.

Venture Capital y Private Equity: El Private Equity se refiere a las instituciones que invierten en otras empresas privadas con un alto potencial de crecimiento a cambio de controlar un porcentaje de la empresa o de sus acciones. Esta definición es muy similar a la de Venture Capital; hasta el punto de que el VC es normalmente considerado como un sub elemento del Private Equity.  De hecho, en un reciente artículo publicado en Cinco Días por Gabriel Salarich, Director de M&A en TACTIO se apunta al Private Equity como una salida natural para las pymes.

Spin-off. Esta forma de cooperación consiste en que una empresa, generalmente grande, fomenta y apoya la creación de otra por parte de un equipo de trabajadores cualificados integrantes de su propia plantilla. El objetivo es que la nueva empresa se convierta en socio y que realice sus funciones bajo la responsabilidad de un departamento o división de la gran empresa.
De forma general, supone el apoyo técnico y financiero de la empresa principal a la nueva, la cual se compromete a prestar los servicios o realizar las actividades para las que fue creada.

Aquí se recogen al detalle cada una de las formas de Cooperación Empresarial con o sin participación del capital:

Hay muchos casos y ejemplos de empresas de todos los tamaños que han apostado por las sinergias para hacer crecer sus negocios. Más información:

fusiones y adquisiciones