Innovación: ¿un freno para las empresas?

En una reciente investigación sobre las posibilidades de innovación en las grandes y pequeñas empresas se ha demostrado que, mientras que “las grandes empresas consolidadas sí persiguen activamente el desarrollo de nuevas tecnologías, estas tendrían más éxito si persiguieran el próximo gran avance desde la seguridad del éxito y no solo en momentos (o áreas) en los que empiezan a quedarse rezagadas”.

Precisamente, en un artículo firmado por Lorenzo Garrido, Director de Consultoría de TACTIO, el autor subraya que el desafío digital en las empresas “representa una nueva forma de enfrentarse al mundo, otra forma de conectar y relacionarse con el mercado, el entorno de la empresa y los diferentes grupos de interés (proveedores, clientes, socios estratégicos, accionistas, trabajadores, sociedad)”. La transformación digital, además, no es una amenaza para la supervivencia de las empresas. Porque esta nueva era “no implica necesariamente prescindir de los empleados analógicos para sustituirlos por otros más digitales, sino una adaptación a nuevos modelos de trabajo”, apunta Garrido.