De taller familiar a empresa modelo

El origen de DP MASMIQUEL comienza en un taller de reparación que progresa hasta convertirse en la empresa actual, un referente en el sector de los recambios de automóvil en las islas baleares. Un cambio en el modelo de negocio guiado por TACTIO ha permitido establecer una base sólida para el futuro desarrollo de la empresa.

Javier y Rosa Masmiquel son la segunda generación de una empresa familiar fundada hace más de 40 años por su padre, Josep Masmiquel, en Palma de Mallorca. En su inicio, la empresa surgió como un taller de reparación y restauración de frenos y de embragues. A medida que los automóviles fueron evolucionando y empezaron a estar formados por piezas más elaboradas, el negocio se diversificó hasta llegar al punto en el que se encuentra hoy en día. Actualmente la actividad empresarial se centra en la comercialización y venta de recambios multimarca para el sector del automóvil, sin dejar de lado el rectificado, la reparación y el mantenimiento de frenos y embragues a través de los talleres propios.

El crecimiento empresarial, la mejora de los resultados económicos y el aumento del volumen de trabajo provocaron la necesidad de ampliar los puntos de venta en Mallorca. Por este motivo decidieron abrir un segundo establecimiento en Palma, otro en Inca y, finalmente, la tienda ubicada en Calvià, llegando a poseer un total de cuatro locales repartidos por la isla.

Javier Masmiquel explica que “tras detectar que eran necesarios una serie de cambios, y después de haberlo intentado internamente y de no haber obtenido los resultados deseados, era evidente que se requería la ayuda de profesionales”.

Es en ese instante cuando aparece el nombre de Tactio. Para una empresa familiar basada en la mano de obra y en un trabajo mecánico con aspiraciones a evolucionar e incrementar el volumen de negocio, la ayuda de una consultoría era muy oportuna.