Confiar en el piloto y mirar al horizonte