Cómo transformar una pyme en una gran empresa

La estrategia, la financiación y la organización son los 3 pilares clave para dar el salto a la profesionalización de una compañía. La transformación de estas tres áreas de la empresa es el gran quid de la cuestión para las pymes de cualquier región de España que persiguen ganar en competitividad en su sector, según un artículo publicado recientemente.

La definición de una estrategia determina el crecimiento de la empresa y establece los objetivos que necesita para transformarse. Alberto Fernández, profesor de dirección de la pequeña y mediana empresa de IESE, recuerda que “las tres alternativas son diversificar los productos o servicios que se ofrecen, los mercados en los que se vende o los clientes a los que se dirige”.

“Una pyme que quiere crecer no debe repartir dividendos, pues la prioridad es tener una empresa fuerte y no unos accionistas ricos”, advierte Fernández. Normalmente, la reinversión de beneficios es la vía preferida por las compañías.

Alicia Coronil, directora de economía del Círculo de Empresarios, recuerda “la importancia de la profesionalización en las organizaciones”. Para ello, si la estrategia se ha diseñado a corto plazo, suele ser útil incorporar a directivos que vengan de grandes corporaciones y puedan trasladar a la pyme los métodos de funcionamiento de estas firmas. Cuando el proyecto está más dirigido al medio y largo plazo, habrá que poner el énfasis en la contratación de talento joven.