Cómo llegar a la tercera generación de una pyme familiar

Según la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar en el tránsito de la primera a la segunda generación sólo lo hacen con éxito, aproximadamente, el 30% de las compañías familiares. De ese 30% sólo logran pasar a la tercera generación, con éxito, alrededor del 15%. Por tanto, uno de los puntos clave en la historia de éxito de toda empresa familiar es el relevo generacional.

Organizar el relevo generacional, es la principal opción para aquellos empresarios que deciden dejar el timón, por encima de vender la empresa o delegar la gestión en un equipo externo. Según el Barómetro de la Empresa Familiar 2016 casi el 20% de los negocios familares planea traspasar la gestión, titularidad o el gobierno de la empresa a la siguiente generación, frente al 7% que planea venderla y el 5% que opta por contratar un gestor profesional. En este reciente artículo de la publicación emprendedores aparecen 4 pymes españolas cuyas terceras generaciones llevan el timón de la compañía: Bodegas Muga, Aguirrezabal Hermanos, Hurtado Rivas y Confituras Siboney.

Sin duda, una de las claves que comparten estos 4 ejemplos para llegar a la tercera generación es planificar la sucesión con la mayor anticipación posible, integrando a los futuros herederos en el día a día de la empresa.

En un artículo de Lorenzo Garrido, Director de Consultoría de TACTIO, publicado en TACTIO MAGAZINE se especifican las 4 fases clave para el desarrollo del relevo generacional y la importancia de un protocolo familiar, es decir, “un documento complementario a derechos y estatutos, pero consecuente con la cultura empresarial y la tradición familiar”.