Cómo combatir la falta de liquidez en las pymes

Uno de los aspectos que más preocupan a empresarios y emprendedores hoy en día es la falta de liquidez. Para muchas empresas, la capacidad de maniobra a la hora de disponer de liquidez puede ser la línea que separa el éxito del fracaso. En este artículo explicamos 5 claves para combatir la falta de liquidez en las pequeñas y medianas empresas.

En primer lugar, es esencial hacer previsiones de tesorería, puesto que si en alguna ocasión no hay suficiente liquidez, el negocio puede ir mal e incluso puede tener que cerrar.

Por lo que respecta a cobrar las cuentas a los clientes, hay que tener un buen control tanto de las facturas que están próximas a vencer, para ir avisando a los clientes, como las que ya han vencido, y establecer un plan de cobro. Además, una idea que puede resultar efectiva es la de ofrecer un descuento por pronto pago. También se pueden revisar las condiciones de pago a los clientes.

En cuanto a pagar a los proveedores, existe la opción de intentar retrasar los tiempos para tener más liquidez en la cuenta de la empresa en el momento. Esto se puede conseguir negociando condiciones o intentando buscar soluciones a través de sistemas de apoyo, ya que los proveedores querrán cobrar lo antes posible.

Por otra parte, hay que tener en cuenta los activos de la empresa. Éstos pueden convertirse en liquidez en cualquier momento, aunque si no es necesario, mejor no recurrir a ellos. En caso de urgencia, se podría recurrir a quitar algún depósito (si no se tiene comisión o penalización por ello) o hacer un descuento de pagarés.

Optimizar el stock de los productos al máximo también es clave, dado que evita que no haya ningún pedido sin cubrir y que se pague de más por comprar de más en ese momento. Otra opción que vale la pena mencionar es la de aplazar el pago de impuestos para tener algo más de tiempo con el que sanear la liquidez.